sábado, 11 de agosto de 2007

ESTOY DE PASO

¡Hola bloggeros almogávares! Se nota que estamos en temporada de vacaciones. Yo he estado una semanita haciendo el golfo en Torrevieja y a partir de mañana me voy a recorrer dos provincias andaluzas que tienen musho arte: Granada y Jaén. Por eso esta semana no he incluido ninguna nueva entrada. El próximo jueves estoy de vuelta y podré introducir un nuevo enigma. Un saludo a la Lotera que se lo estará pasando genial en Egipto y para Ah del moro! que está en Ibi porque las vacaciones las coge en septiembre, si no me equivoco, pero que disfruta de las tradiciones de nuestro pueblo (Fiesta del Salvador) como toca. Así que seguid pasándolo bien y no seáis malos. Un abrazo.

4 comentarios:

Rubendel dijo...

Vivan las vacaciones. Desde ayer tb estoy yo.
Bueno a la que iba. La ruta al final se hara el jueves 16 de agosto. El que se quiera apuntar, a las 8:00 horas en la caseta de Gaspar. Tomaremos una picaeta rapida y nos iremos para la siguiente.
Respecto a Jijona, los que venga a la ruta quedaremos para aclarar los coches, etc... A los que no esten, ya se les pasara el imforme.
Ale, saludos y preparaos para la guerra, que el jueves empezamos.....
Aurrrr, Aurrrr, DESPERTA FERROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

el de la chapa dijo...

Hay algunos otros que tambien cojen vacaciones en mi mes preferido.
Estamos finiquitando la ruta de las casetas y como dicen:
“Sal de tu sueño frío, oh! Arma Almogávar. Es hora de calentarte de la sangre del enemigo”.
Un saludo para los hermanos que andan por las andalucias.

kabuto dijo...

Arrrrr arrrrrrrrr. btos para el de la chapa y al grigi pekeño,
Ha el dia de las casetas va de pm.
ciao ciao.

cri cri dijo...

lo cierto eske escrivir algo para que la jente almogavar lo lea y no parazca una tonteria es algo serio pero hoy no es el mejor dia. solo os digo k hemos eredado una comparsa muy buena y nuestra mision es trabajar para cuando tengamos la edad de los fundadores tengamos la trankilidad de dejar una comparsa al mismo nibelke la hemos recibido y no ser los culpables de su decadencia